miércoles, 12 de marzo de 2014

RESEÑA: EL JARDIN DE VERANO, Paullina Simons

SINOPSIS:


Título: El jardín de verano
Autora: Paullina Simons
Género: Romántico-histórico
Editorial: DeBolsillo
Nº de páginas: 960


   Tatiana y Alexander empiezan una nueva vida en Estados Unidos, junto al pequeño Anthony. Han sobrevivido a una guerra terrible, pero las heridas del alma siguen abiertas, y los difíciles años de separación los han convertido en extraños. Por primera vez desde que se enamoraron pueden convivir como una familia, pero no les resultará fácil. Durante un tiempo recorren el país buscando trabajos temporales, pero cada vez es más evidente que Tatiana le oculta algo a su marido, y que su vida nómada es una huida desesperada. El amor entre Tatiana y Alexander no llega a quebrarse, pero su felicidad se ve amenazada, y el que más padece la situación es Anthony. ¿Conseguirán dejar atrás los fantasmas del pasado y labrarse un futuro feliz en estas nuevas tierras?
 


Trilogía: 1- El Jinete de Bronce
               2- Tatiana y Alexander
               2- El jardín de verano



   Mi opinión:


  
Un libro complicado de reseñar! Es entrañable y precioso, pero la historia es tan intensa, los personajes me han calado tanto, mis expectativas eran tan altas... que tengo que ser más dura de lo que lo sería con cualquier otro libro.
En general ha sido un gustazo. La sensación al terminarlo ha sido de alegría y pena al mismo tiempo. Alegría por lo bonito que es, y pena por que se termine su historia.


   Tengo que dejar claro que esta es una historia inolvidable. Muchos libros y sagas me emocionan y me encantan muchísimo, pero ninguno, NINGUNO, ha logrado lo que ha logrado esta. Shura y Tatia se han quedado conmigo para siempre. Su historia, su amor, y ellos siendo tan especiales... son únicos. Nada se compara a lo que me ha hecho sentir esta trilogía.
    Viéndolo todo con perspectiva, habiendo leído los tres libros, puedo decir que es la mejor historia y los mejores personajes de todos los que he leído nunca.
 
 

    La narración sigue igual de buena, con momentos muy tiernos y emotivos, momentos de acción súper emocionantes, momentos románticos... pero también tiene momentos en los que a la autora claramente se le ha ido la pinza.

    El caso es que yo en muchos momentos me arrepentí de estar leyéndolo y hubiera preferido quedarme con el epílogo tan bonito que tiene el 2ª libro. Pero al mismo tiempo me gusta que haya narrado más de su vida en común, sin tanta guerra ni conflicto, simplemente ellos dos y su familia, con sus problemas diarios... El problema es que algunas cosas de las que ha narrado, no me gustan.
Pero visto todo en conjunto ha sido bonito. Sobre todo la última parte. Curiosamente, creía que era la que menos me gustaría porque ya son más mayores, pero ha sido la más emocionante y bonita.

   El 1º y el 2ª son mucho mejores, pero hay que tener en cuenta que son obras maestras, así que aunque este sea peor, no es un mal libro, en absoluto! Simplemente el listón estaba muy alto... Y Paullina se ha pasado en algunas cosas...
Es el más largo de los tres, y se divide en 4 partes. Las que más me han gustado han sido la 1º y la última. La 2ª y la 3ª, bueno... fatal!


   A partir de aquí voy a poner muchos SPOILERS. Si no lo habéis leído y no queréis enteraros de nada, no sigáis leyendo.


   En la 1ª nos cuenta lo que van viviendo Shura, Tania y su hijo Anthony al poco de tiempo de su regreso. Alexander está muy tocado por lo que ha vivido, y su relación con Tania se resiente. Ya no queda nada de ese chico encantador que conocimos en El Jinete de Bronce...
Van viajando con su caravana, trabajando de aquí para allá, sin querer establecerse en ningún sitio por el momento. Pero a pesar de los problemas y de la melancolía que impregnan esta 1º parte, me gustó bastante. Me tenía intrigada ver como evolucionaba Alexander y ver los altibajos con Tatiana: sus peleas y sus reconciliaciones, jeje.


   En la 2ª parte ya se establecen en Arizona, en los terrenos que compró Tatiana.
Esta parte no me ha gustado, no porque sea aburrida, de hecho es bastante entretenida, si no porque Alexander ¡estaba totalmente fuera de carácter! ¿Cómo podía ser tan tonto de fiarse de los Balkman?? Vale, también se fió en su día de Dimitri y de Ouspenski, siempre ha sido muy confiado, pero me decepcionaba que les chupara tanto el culo! Cuando por ejemplo, Balkman padre, trataba a Tatiana con cierto desprecio simplemente por ser mujer... ¡y Shura no se cabreaba ni lo mandaba a freír espárragos! Y cuando Tatiana le confesó que Steve le decía cosas como "qué vestido más bonito" y demás tonterías... ¿no se ponía celoso y le cogía manía a Steve? Además, se les notaba que no eran trigo limpio, incluso en los negocios, y él se empeñaba en no hacer caso! No acabé de entender ese empecinamiento con ellos. Era como si Alexander ignorase a Tatiana emocionalmente. Solo se ocupaba de cuidarla como esposa y le daba igual que ella estuviera incómoda con ellos. ¿Tanto le cambian el carácter la guerra y las torturas a Shura? ¿Dónde estaba ese hombre noble y valiente del 1º libro? Porque en esta segunda parte solo había alguien egocéntrico y cegato. No sé, qué se yo de guerras? Nada... es probable que realmente cambien tanto a los hombres. O que inconscientemente tienda a recrear el horror vivido... ¡Pero no me gustó!


   Lo que he de admitir es que es coherente con todo lo que han vivido. Si los hubiese puesto viviendo contentos y felices con unicornios y arcoiris, no hubiese sido esa brillante escritora que fue en las dos primeras novelas. Hubiese sido otra de las muchas que escriben novelitas superficiales y vacías, con personajes idealizados e irreales que no te calan porque en el fondo sabes que todo es absurdo...


   Pero la 3ª parte es aún peor! Aquí Tatiana también me cabreó un poco.
Para empezar, no entiendo el empeño suyo de volcarse tanto en el hospital. Chica, casi parece que seas más feliz allí que con tu marido y con tu hijo! Pero bueno, sí puedo entender que le guste la profesión, y... por qué no? Que inconscientemente no pueda evitar volver a la "guerra", volver a recrear lo vivido como enfermera. Porque de nuevo: ¿qué se yo de traumas? Sea como sea, el caso esta situación provoca que Shura se vuelva imbécil y le ponga los cuernos.
Estamos en otra época, una época en la que las mujeres casadas no suelen trabajar, y mucho menos de noche. Alexander, que ya de por sí es tradicional, con lo tocado que está, lo que querría es que Tatiana se dedicase a él y su familia, y no que se tirase trabajando 65 horas a la semana, incluyendo algunas noches. Para colmo están intentando tener más hijos, y no llegan. Y para colmo de lo colmos, Shura pilla a Tatiana con un médico, charlando y riéndose con mucha complicidad por parte de ambos... No hay nada entre ellos, al menos por parte de Tatiana, pero eso Alexander, que se siente solo y abandonado y que está hundido por sus heridas de guerra, no lo sabe.

   Y ahí entra en acción la puta de turno, que no llega ni a puta porque lo hace gratis. No llega a acostarse con ella, pero sí hay tocamientos e intención.
Sinceramente, me pareció que lo que Alexander buscaba era hacer daño a Tatiana por lo cabreado que estaba con ella por abandonarlo y estar con el medicucho ese. Buscaba llamar su atención. Porque en el fondo sabía que se enteraría (le resulta imposible mirarla a la cara y hablarle con normalidad, porque según entendí en los 2 primeros libros, su carácter es muy noble y valiente, y como tal, no puede mentir de esa forma, no le sale por mucho que lo intente), y porque la "puta" de turno se la soplaba. No es que tuviera un interés especial en ella. Incluso admite que Tatiana le gusta más físicamente. Así que los cuernos fueron una manera muy fea de llamar la atención.

   Todo esto lo explico porque quiero dejar claro que entiendo los motivos y todo eso, pero me parece totalmente innecesario...

   Vamos a ver, tenemos una historia de amor épica, de proporciones divinas y celestiales, que ha sobrevivido a la guerra, a creerse muertos, a estar separados por el océano... y ahora vas y la rebajas a un amor común y corriente que a la primera de cambio se ponen los cuernos?? Venga ya! Que sí, que las explicaciones están claras y Shura no es ningún santo. Y menos en cuestión de mujeres, pero... no sé, de nuevo, rebaja la nobleza de Shura por puro capricho.


   Pero, de nuevo, aunque hubiesen otras formas, de verdad en una historia real nos extrañaría encontrar algo así??? Un hombre que a pesar de ser excepcional como lo és Alexander, ha pasado por todo lo que ha pasado... nos extrañaría que reaccionase así ante el dolor? Porque esto que hace Alexander, no es más una reacción ante el dolor. Tal vez en una novela fantasiosa y mal hecha, sería posible que nunca se equivocase, pero en esta no.
   Aún así, no me gusta y por eso lo critico, pero admito que es factible y realista. Y cuanto más realista se vuelve esta historia, más hondo me cala...


 Y el punto en el que creo que se fue la pinza, pero completamente, es cuando Shura le pega a Tania. Sí, estaban discutiendo; ella estaba histérica, le arrancó la camisa, le pegaba puñetazo tras puñetazo, no había manera de calmarla... y cuando le dijo las cosas más horribles que pudo, él estalla y le arrea un ostión. Vale, no lo justifico ni me parece bien, ¡ni de lejos! Porque Shura la dobla en tamaño. Pero puedo hacer la vista gorda porque Tatiana estaba súper agresiva e imposible de contener, Shura muy irascible, ella quería dejarlo y él estaba desesperado... Pero! Lo que no puedo pasar ni perdonar es que Shura, cuando ella está en el suelo intentando alejarse de él, atemorizada, pretenda darle otro golpe más. Porque eso ya no es solo la rabia y el miedo del momento, ni para conseguir pararla, ¡eso es ensañamiento! La verdad, no sé como conseguí seguir leyendo después de eso... Bueno, sí lo sé: por todas las veces que se han salvado mutuamente.

Que tampoco estoy diciendo que fuese a pegarle una paliza, ni que lo convierta en un maltratador. La discusión era muy, muy fuerte, no es algo que él tenga por costumbre (como sí lo hace un maltratador). Además, que el maltrato es otra cosa completamente distinta. Esto es un acto violento puntual, que no es tolerable, pero tampoco es comparable al maltrato de género. Shura cuida mucho a Tatiana.


   Y lo peor es que lo entiendo. Shura se vuelve loco dentro de la locura que viven. Si él nunca fue perfecto, a pesar de ser el mejor hombre, ahora todavía puede serlo menos. Ahora necesita a Tatiana para vivir, literalmente. Y si siente que la pierde, tal como lo sentía por culpa del hospital y del medicucho ese, y tal como lo sentía en la pelea, él se pierde a sí mismo y actúa como lo hizo su padre con su madre, como él nunca quiso ser...

   El problema aquí es que yo tenía a Shura en un pedestal! Y que le ponga los cuernos, bajo las circunstancias que se dan, me molesta pero puedo perdonarlo. Pero esto ya me decepciona más... Me gustaba pensar que él jamás le pondría la mano encima a Tatiana. A pesar de ser otra época, otro pensar y todo el rollo de estar jodido por la guerra... No me esperaba que lo rebajara de esa manera.
 
Y otra cosa más... se reconcilian esa misma noche! Vamos, no me jodas! No es que no le haya quedado creíble, porque la narración es excelente y consigue que vivas y sientas lo mismo que ellos, pero hubiera preferido que Tania lo abandonase, que se fuese con Anthony y que Shura se hubiera esforzado por reconquistarla. O al menos que hubiera mostrado el proceso de su reconciliación poco a poco, porque está claro que al día siguiente no habían sido todo arcoiris y unicornios. Sin embargo da un salto en el tiempo y nos enseña lo mega felices que son cuando ya está embarazada de 8 meses. Un cambio demasiado brusco después de haber hecho esa guarrada con su relación!


Dicen por ahí que las parejas que viven en paz en tiempos de guerra, buscan la guerra en tiempos de paz... Supongo que esto se aplicaría a Tatiana y Shura ¬¬
 


Resumiendo que la 2ª, pero sobretodo la 3ª parte, fatal, pero coherente. Aunque tiene momentos buenos y son entretenidas y adictivas en general. Pero fatal.


   Bueno, y llegamos a la 4ª parte, que ya me gustó más. Aquí ya consiguen tener más hijos, se hacen mayores, Alexander vuelve en sus cabales...
La parte de la guerra de Vietnam es buenísima, y muy instructiva (lo cierto es que he aprendido más de la 2ª guerra mundial, de la guerra del Vietnam, y de la guerra en general, con estos libros que con las clases del instituto) Muy emocionante! Y Anthony... dios mío! Pobrecito!
Y el final es tan tierno y emotivo, tan bonito... EL FINAL MÁS PERFECTO QUE HE LEÍDO NUNCA. Creía que no me gustaría verlos de viejos, pero ha sido muy bonito!! Un muy buen final!!!
Y Shura de viejo estaba la mar de gracioso! No quería dormir sin Tatiana, le gustaba que estuviese en la cama con él todo el tiempo, si no, no estaba a gusto! jajaja


   Aunque tengo una pequeña pega: demasiado patriotismo americano.

En el primer libro ya se aprecia que los rusos no son la gente preferida de la autora precisamente (a pesar de que ella es de familia rusa y nacida allí), y en el segundo libro también hay pinceladas de esto. Cosa que entiendo, porque su familia vivió las calamidades fruto del comunismo y la posterior guerra. A pesar de ello, también los defiende en muchas ocasiones. Te cuenta lo malo pero también lo bueno. ¡No olvidemos que habla con conocimiento de causa! Digamos que consigue un equilibrio que dota de mucho realismo sus obras, porque lo que cuenta no es más que la realidad. Pero en este tercer libro ha perdido ese equilibrio, porque aquí lo que hace es pintar de rosa cosas que no lo son... Que el comunismo propuesto por la Unión Soviética fuera horripilante no convierte al capitalismo actual en una maravilla. Personalmente, los dos me parecen pésimos. Y desde luego, los "gringos" no son ni santos ni salvadores. Y todo ese sentido del deber con el ejército y el país americano me sobraban.
 
Entiendo que los puntos de vista de Tatiana y Alexander están condicionados por haber vivido en la Rusia comunista, y por ello idealizan el sistema capitalista, pero... demasiado exagerado...
Pero bueno! No tiene mayor importancia...



   Ah! También narra una historia de cuando Tatiana tenía 13/14 años, en unas vacaciones de verano. La va narrando en varios capítulos a lo largo del libro. Una historia bastante intrigante. Me ha gustado!



   En conclusión, que aunque este 3º libro me ha gustado menos que los anteriores, y ocurren cosas que no me gustan nada, he de admitir que consigue narrar una historia que se siente real, cosa que muy pocas consiguen. Y que el final tan perfecto y precioso, junto con el resto de su historia, constituyen una verdadera obra de arte. Belleza en palabras.
 



3 comentarios:

  1. yo pense lo mismo. shura jamas le pegaria a tatiana. incluso recuerdo que en el primer libro,en la escena cuando shura se enoja con tania, y dasha piensa que le va a pegar,el le dice: no me confundas con alguien que puede hacerle daño a tu hermana.

    ResponderEliminar
  2. Estoy de acuerdo con tu reseña, los dos primeros libros son excelentes pero el ultimo no me gusto para nada porque las actitudes de Alexander parecían que fueran de otra persona y no me cabe en la cabeza que le pegara cuando ella le estaba haciendo un reclamo completamente justificado, en fin podría decir una montón de cosas mas que no me gustaron pero simplemente te digo que me dejo un mal sabor de boca.

    ResponderEliminar
  3. Yo en cuanto leí que le perdonó la primera noche y nos presenta en en próximo capítulo ocho meses después felices de la vida me quede flipando. l
    La pone los cuernos la pega y ella te perdono. Aquí lo siento deje de leerlo porque creo que de tanto que la autora quiso forzar la historia no supo cómo arreglarlo. Estoy de acuerdo con todo los puntos de tu reseña. Deje de leerlo, que decepción de verdad para mí el tercero no tiene ni pies ni cabeza, en este tercer Libro Alexander me cae fatal y a Tatiana no la soporto.

    ResponderEliminar

Comenta todo lo que quieras!
Pero no se acepta publicidad ni links de descargas ilegales.